Braquimetatarsianos

 

Los metatarsianos cortos son adquiridos desde el nacimiento y no representan la gran mayoría de las veces una deformidad con importantes consencuencias fisiológicas.

Las principales razones de consulta son por incomodidad del dedo del pie que resulta al estar deformado hacia arriba. Este se atrapa con el calcetín o zapato siendo doloroso. La otra razón es por motivos estéticos.

Lamentablemente no es posible tratar esta patología sin cirugía.

 

Hay diferentes técnicas quirúrgicas para realizar esto. 

Es posible alargar el hueso metatarsiano gradualmente con un pequeño fijador externo o en forma aguda utilizando in injerto óseo que se puede obtener desde hueso donante (cadáver) o obteniendo hueso desde el paciente (usualmente desde la pelvis).

La têcnica de preferencia depende de las características del hueso. En casos de grandes acortamientos (más de 15 mm) es recomendable realizar la técnica con fijador externo y alargamiento gradual. En casos de acortamientos menores a 15 mm la técnica con corrección aguda utilizando un injerto óseo es la recomendada.

Múltiples metatarsianos pueden ser alargados de manera simultánea cuando hay más de uno corto.

 

Algunas imágenes

 

 

 

 

CONTACTO