Contracturas y deformidades articulares

 

Los pacientes con contracturas y deformidades articulares son tratados con la técnica de corrección gradual mediante fijación externa.

Algunas contracturas articulares son asociadas a alargamiento quirúrgico de músculos y tendones.

Después de corregir la contractura, el fijador externo permanece en su lugar, a menudo en el mismo periodo de tiempo que se tardó en lograr la corrección gradual para evitar recurrencias. 

Casos de deformidades articulares, como por ejemplo secundario a secuelas de cierre parcial temprano de cartilago de crecimiento, son corregidas mediante el uso de fijación externa recobrando la anatomía normal. En ciertos casos se puede realizar una cirugía con corrección aguda de la deformidad no necesitándose la fijación externa.

CONTACTO