Defectos óseos

 

Defectos óseos (ausencia de hueso) secundarios a trauma, infección, tumores, etc, son tratados mediante técnicas de alargamiento óseos graduales como el transporte óseo, el acortamiento agudo y alargamiento gradual subsecuente, o el alargamiento gradual simultáneo al acortamiento gradual.

Con estas técnicas grandes defectos óseos pueden ser tratados sin necesidad de amputación.

CONTACTO